Trucha

Pertenese a la familia de los salmónidos. A causa de la gran variabilidad, se presenta bajo distintas formas, algunas de ellas migratorias anadromas, como la trucha marina y la trucha de lago, y otras sedentarias, como la trucha de rio. Sus dimensiones difieren según el ambiente en que reside. Sus colores, asimismo, varían paray las diversas formas y en las distintas fases de su ciclo vital. Frecuenta las costas, los lagos y los rios de casi toda Europa, y exige aguas frescas y presas vivas. No se reproduce en las aguas muertas.

TRUCHA ARCO IRIS

(Salmo gairdneri, llamada antiguamente Salmo irideus) se reconoce por una banda roja o anaranjada que recorre sus flancos, y por las numerosas manchitas negras que jaspean sus aletas. Freza en verano, a diferencia de las variedades de origen europeo, que lo hacen en invierno.

Originaria de Norteamérica occidental, donde es migrante anadroma, e introducida en Europa en el siglo pasado,  está muy dispersa en la actualidad como  pez de cría y es muy apreciada por su  notable adaptabilidad, la rapidez de su  desarrollo y su sabrosa carne.

La salmonicultura, cuyos origenes son bastante antiguos, es practicada a gran escala en muchos paises del  mundo. Se inicia con la fecundación artificial de los huevos, y prosigue con  la incubación y la cria de los peces.

Las incubadoras deben estar dispuestas de forma que los huevos queden totalmente sumergidos en el agua, la cual, a su vez, debe ser limpia y fresca (la temperatura óptima es de seis a ocho grados centigrados), bien oxigenada y siempre corriente.

En un tiempo determinado, que depende de la especie criada y de la temperatura del agua, los embriones se desarrollan y nacen los alevines. Este período oscila, para la trucha de montaña, entre un mínimo de treinta y dos dias, a una temperatura de doce grados, y un máximo de ciento sesenta y cinco días, a una temperatura de dos grados y siete décimas. Los resultados son mejores con una larga incubación.

Las pequeñas truchas son trasladadas posteriormente a aguas libres, o depositadas en balsas, estanques y lagos, prosiguiendo la nutrición artificial para  obtener, en un tiempo relativamente  breve (de doce a dieciocho meses),   ejemplares aptos para el consumo, conocidos bajo el nombre vulgar de “truchas de ración”, que miden de veinte a treinta centimetros.

TRUCHA DE LAGO

Otra especie migratoria (Salmo trutta lacustris),  que se encuentra en los lagos de agua dulce de Europa septentrional y central  y, en general, en todas las aguas más o menos extensas y algo profundas, hasta los mil quinientos metros de altitud. En los lagos alpinos, permanece casi siempre a notable profundidad, y sólo en raras ocasiones se le halla por encima de los cuarenta metros. Persigue a todas las especies menores, pero cuando alcanza los doce o quince kiloramos de peso, no se conforma ya con los pequeños pececillos, y ataca a individuos de cierto tamaño. En el mes de septiembre, abandona las aguas que ha habitado hasta entonces, y remonta los cursos para la freza. Esta migración se produce en bancos,  y los individuos de mayor tamaño son  los primeros en aparecer. La trucha de y lago suele remontar únicamente los rios, evitando los cursos menores, y deposita los huevos (amarillos y del tamano de un guisante) sobre los fondos guijarrosos.

Concluida la reproducción, esta trucha vuelve a sus aguas habituales, en las que permanece durante los meses de invierno y verano. Los ejemplares que han nacido aquel año o en el anterior, no descienden al lago hasta alcanzar casi los dos años de edad.

La carne de esta trucha, muy apreciada ya en épocas antiguas, es objeto de activa pesca.

TRUCHA DE RIO

(Salmo trutta fario o Salmo fario) es un ejemplar sedentario. Puede hallársela en todas aquellas regiones europeas cuyas aguas secundan sus necesidades, desde el Cabo Norte a la Punta de Tarifa, y está presente también en varias zonas del continente asiático. En la actualidad, gracias a la repoblación piscicológica,  se encuentra dispersa por doquier.

En busca de aguas límpidas y muy oxigenadas, que le son indispensables son este ejemplar escoge los cursos alpinos de y los lagos alimentados por aguas corrientes o por ricos manantiales, donde los rápidos procuran oxigeno abundante. En alta montaña, la trucha de rio asciende hasta la llamada zona alpina, superando con frecuencia los dos mil  metros de altitucd.

Las diversas variedades de esta especie poseen la caracteristica agilidad de todos los ejemplares del género, superando ampliamente a todos los demás  peces fluviales. La trucha puede ser considerada como un ejemplar nocturno: durante el día, permanece escondida entre las piedras salientes de la orilla, o en cavidades o refugios formados por las rocas de las aguas que habita.

Mientras permanece inmóvil, se halla al acecho de la presa, vigilando a su alrededor. Si se aproxima algún insecto, conserva su inmovilidad hasta que la victima se pone a su alcance, y salta  sobre ella como un resorte, propulsándose con la aleta caudal. Los ejemplares jóvenes se nutren de insectos, gusanos, sanguijuelas, peces pequeños e incluso  ranas; los individuos que presentan más de un kilogramo de peso pueden mostrarse tan voraces como el lucio,  persiguiendo a todo tipo de animales, sin excluir a sus propios hijos. Sin embargo, en ningún periodo de su vida desdeña las larvas de insecto, los mosquitos y los pequeños crustáceos, que constituyen una parte importantisima de su dieta alimentaria.

El ciclo reproductor de este pez se inicia a mediados de octubre, y dura hasta el mes de diciembre. Los individuos que miden veinte centímetros y pesan unos ciento cincuenta gramos ya son aptos para la reproducción. Las huevas son depositadas en aguas bajas, sobre un fondo guijarroso o detrás de cualquier piedra si la corriente es muy rápida. Mientras escoge el lugar adecuado para la oviposición, la hembra va siempre acompañada por varios machos, que no sólo se hallan estimulados por el deseo de fecundar los huevos, sino también por el de devorar la mayor cantidad posible de ellos.

Los pequeños nacen tras una incubación de casi seis semanas; al principio permanecen prácticamente inmóviles, agitando a lo sumo las aletas pectorales, aún rudimentarias, hasta que han consumido el saco vitelino. En los primeros meses, ingieren pequeños animales acuáticos de toda clase. Más tarde, se nutren de insectos, gusanillos y pececillos. Al aumentar de tamaño,  aumenta también su voracidad

La prole de la trucha es asediada por numerosos enemigos, tanto los peces la de presa, como los mamíferos. La trucha es también particularmente acosada por los pescadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.